FAQ’s

¿ES LO MISMO PLAGIOCEFALIA QUE CRANEOSINOSTOSIS?

No, no es lo mismo. La plagiocefalia significa un aplanamiento de la cabeza (del griego Plagio = oblicuo y cefala = cabeza) ya sea de la parte anterior (frente) o posterior (occipital o nuca), esto va a verse como una cabeza o cráneo asimétrico. Ahora bien, la palgiocefalia puede ser causada por varias condiciones, entre ellas cierto tipo de craneosinostosis o cierre prematuro de las suturas craneales, específicamente estamos hablando de las suturas coronal unilateral o la lambdoidea, también unilateral (de un solo lado). Aunque la mayor causa de plagiocefalia es la de tipo posicional o mecánico-posicional, esto es, por la presión constante sobre un mismo punto de la cabeza durante la edad de desarrollo, entre el nacimiento hasta los 2 años de edad, siempre se debe determinar la causa. De esta manera, podemos decir que la Plagiocefalia es la manifestación de un problema, del cual se hace necesario conocer su origen o causa.

 


¿LA PLAGIOCEFALIA MECÁNICO-POSICIONAL SE CORRIGE SOLA?

 
No todas se corrigen solas, por lo que es mejor siempre tratar una deformidad craneal a tiempo,  que esperar y observar más adelante que no se ha corregido y que requerirá la colocación de una órtesis craneal (mejor conocido como casco para moldeamiento craneal) y, en algunos casos, la necesidad de cirugía o simplemente quedar como una secuela por no haber sido tratada.

 


¿LA PLAGIOCEFALIA MECÁNICO-POSICIONAL ES CAUSA DE AFECCIÓN NEUROLÓGICA EN EL DESARROLLO?

 
Este punto es muy controversial. En general, la respuesta es no, hasta ahora no hay evidencia de que afecte al desarrollo neurológico. Sin embargo, se ha observado en los casos severos curvas de neurodesarrollo bajas e inclusive datos indirectos de aumento de la presión endocraneal manifiesto en los estudios de imagen de tomografía y/o resonancia magnética de cráneo donde se puede ver como el relieve de los surcos del cerebro se ven “impresos” sobre la parte interna del cráneo (impresiones digitiformes), así como por aumento del espacio subaracnoideo hacia las áreas frontales, como ocurre en algunos casos de craneosinostosis. De esta manera, se plantea la pregunta:: ¿se trata solo de un problema estético?

 


¿DE QUIÉN ES EL PROBLEMA?

 
Tal vez suene extraña esta pregunta, pero es importante, porque quien padece la deformidad de plagiocefalia no se puede quejar ni opinar al momento de presentarla, sino hasta que crece y es consciente de sí mismo así como de su entorno, lo cual sucede alrededor de la adolescencia.

 


¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA PLAGIOCEFALIA POSICIONAL?

 
La poca movilidad o estímulo y el pasar mucho tiempo acostado en una sola posición; por trastornos asociados como la torticolis congénita; estrabismo por paresia o parálisis del 4to. nervio craneal o patético; problemas de la columna vertebral, principalmente del segmento cervical y/o daño neurológico. También, existen otras condiciones asociadas a plagiocefalia como lo es: la prematures, embarazos múltiples, el sexo masculino, extracción por fórceps durante el parto y bebés que requieran o permanezcan tiempo prolongado en unidades de cuidados neonatales.
 
 

¿SE CORRIGE SOLA LA PLAGIOCEFALIA POSICIONAL?

 
Como no todas las plagiocefalias posicionales son por la misma causa, unas sí se llegan a corregir solas y otras no. Las estadísticas demuestran que, de todos los bebés que padecen plagiocefalia posicional, un ocho a 10 por ciento NO se van corregir solos. Por lo tanto, es muy importante revisar a tu bebé antes de los cuatro meses para determinar cuál es el motivo de su plagiocefalia.
También, está demostrado que los bebés que son atendidos mediante terapias, ejercicios de rehabilitación o una órtesis craneal (según sea el caso de cada paciente), llegan a tener prácticamente una corrección total de su deformidad, a diferencia de los bebés que no se atendieron y que fueron disminuyendo paulatinamente, además, de que no llegan a tener una rectificación total.
 
 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ATENDER LA PLAGIOCEFALIA POSICIONAL?

 
La plagiocefalia no es sólo un tema estético. Aunque los aspectos visibles de la deformidad son notorios en el cráneo o cabeza de los bebés, no sólo los huesos del cráneo están afectados por la deformidad, también lo están los huesos de la base de cráneo y estructuras faciales relacionadas, como lo son: las orbitas, huesos nasales y huesos del oído, entre otros. Estos al verse comprometidos, es muy probable que estén afectados, ocasionando desde problemas masticatorios, hasta problemas obstructivos de vías respiratorias y auditiva, con las consecuentes infecciones recurrentes. Asimismo, puede existir problemas de infecciones recurrentes de conductos lacrimales y estrabismo por la deformación de las órbitas oculares.
Así mismo, estudios en pre-escolares con plagiocefalia posicional han mostrado en pruebas de desarrollo neurológico, índices más bajos de forma consistente, comparado con niños sin plagiocefalia (Pediatrics 2013;131;e109). Estos hallazgos, NO implican que la plagiocefalia posicional sea la causa de las alteraciones en el neurodesarrollo, en todo caso, deberá ser considerada como un indicador o manifestación del problema.
Por lo anterior, es importante hacer la detección oportuna de la plagiocefalia posicional, y de esta forma, iniciar con las medidas terapéuticas fisiátricas encaminadas, tanto al moldeamiento craneal, como al estímulo neurológico temprano y así lograr el objetivo de la corrección de la deformidad craneal y el de un desarrollo neurológico óptimo.
 
 

¿CUÁLES SERÍAN LAS CONSECUENCIAS PRESUMIBLES DE NO CORREGIR UNA PLAGIOCEFALIA POSICIONAL?

 
Aunque los aspectos visibles de la deformidad son notorios en el cráneo o cabeza de los bebes, no solo los huesos del cráneo están afectados por la deformidad, sino que también lo están los huesos de la base de cráneo y estructuras faciales relacionadas, como lo son: las orbitas, huesos nasales, huesos del oído, huesos faríngeos, parafaringeos y orofaringeos. Por lo que, al verse comprometidos, es muy probable como se ha visto en los casos de plagiocefalia severa, que estén afectados, ocasionando desde problemas masticatorios por alteración de las articulaciones temporo-mandibulares, hasta problemas obstructivos de vías respiratorias y auditiva, con las consecuentes infecciones recurrentes de los mismos. Asimismo, pueden existir problemas de infecciones recurrentes de conductos lacrimales y estrabismo por la deformación de las orbitas oculares.